Desborde de insultos ‘online’

¿Deberíamos dejar total libertad de expresión por medio de las redes sociales? ¿Dónde están los límites en lo que es dar tu opinión y el agredir verbalmente a una persona? Los abusos por internet están aumentando diariamente, conteniendo discriminaciones misóginas, religiosas, racistas, xenófobas e incluso sexuales.

A partir de esta cuestión y bajo el titular de “Reclaim the Internet” (Que significa recuperar internet), un grupo de diputadas de Gran Bretaña con ideas políticas diversas han comenzando la campaña y el programa de acción contra estos abusos.

Como hemos mencionado anteriormente, el límite entre una amenaza, acoso o crimen es muy pequeño, y para ello tenemos a la Policía y la Judicatura, pero también a los sindicatos, patronales, función de medios de comunicación y redes sociales, que deben pararles los pies a esos abusadores que se dedican a insultar o agredir a través de internet y muchos detrás de un nombre falso o el anonimato.

El origen de esta campaña ha sido tomar como referente o idea principal la campaña de “Recuperar la noche”, llevada a cabo en los años 1970 y 1980, que transmitía el consejo o aviso a las mujeres para que no salieran de casa en la oscuridad para evitar ser agredidas o acosadas.

Para más inri se realizó una investigación que analizaba en Twitter, la utilización de las palabras “puta” y “cerda” en Reino Unido. El resultado fue devastador, sólo durante tres semanas se revelaron 10.000 tuits ofensivos, pero si lo comparamos a nivel internacional, obtenemos una serie de tuits violentos, nada más y nada menos que 200.000.

A esta campaña se ha sumado la colaboración de la organización NASUWT, el principal sindicato de la enseñanza (revelando que el 50% del claustro de Reino Unido ha sido agredido verbalmente e insultado por internet, ya sea por parte de los padres o de los alumnos) y la organización Revenge Porn Helpline (presta ayuda a las pornográficas).

Han sido muchísimas personas de interés quienes han abierto la veda y han manifestado sus opiniones, entre ellas tenemos a la diputada escocesa Tasmina Ahmed-Sheikhm, que declara que no ha hablado antes porque le da miedo las consecuencias que pueda acarrear, pero afirmando que ha hecho llegar a la policía centenares de mensajes que ha recibido por parte de usuarios de internet, con contenido racista y sexista. Y también la famosísima escritora J.K. Rowling, autora de Harry Potter, que decidió tomar cartas en el asunto y enfrentarse a ellos.

Twitter cierra 125.000 cuentas relacionadas con el terrorismo

Twitter ha echado el cierre a muchos de sus usuarios que hacían uso de esta red social. El motivo de este cierre ha sido el intentar difundir ideas terroristas, alcanzando de esta forma el cierre de hasta 125.000 cuentas, en mayor parte relacionadas con el Estado Islámico.

En Twitter condenan el uso de su red social para promover ideas que tengan que ver con el terrorismo, intentando fomentarlo. Dejando claro que cualquier amenaza violenta no está permitida en sus servicios. Además, la empresa ha tenido que ampliar el número de empleados que se dedican a revisar la red social y que además, tienen la función de detectar cuentas que fomenten el terrorismo o la violencia, llegando a colaborar incluso con autoridades antiterroristas y el FBI, destacando su compromiso con intentar evitar esa difusión.